El Árabe, el excorista de J Balvin que busca su lugar en el reguetón

 El Árabe, el excorista de J Balvin que busca su lugar en el reguetón

Durante nueve años, El Árabe fue la segunda voz de este famoso exponente colombiano del género. Ahora quiere relanzar su proyecto musical y poner en práctica lo que aprendió durante ese tiempo. “Llegó el momento” es su lanzamiento más reciente.

La primera canción del nuevo proyecto musical de El Árabe se titula “Llegó el momento”./ Archivo Particular
La primera canción del nuevo proyecto musical de El Árabe se titula “Llegó el momento”./ Archivo Particular

¿Cómo inició su camino en la música?

Por allá en 1997. Empecé a escuchar los sonidos del rap, pero en 1999 fue que me involucré en el movimiento. Era una música no tan underground, sino más bien comercial. Entre finales de 1999 y 2000 entró el reguetón a Medellín, pero muy de bajo perfil. Eso era como quien vendía droga, o sea, el que tuviera eso tenía el poder. Los que hacíamos rap nos dimos cuenta de que esa iba a ser la manera de poder estar en las discotecas. Era un género que vos podías bailar, dedicar y hacer música de calle, cosa que no pasaba con el rap. Comenzamos a crear reguetón muy artesanal. Tuvimos muchos problemas con los raperos de la ciudad, porque para los radicales fue como un puñal en la espalda. Los primeros años de este milenio fueron muy difíciles, pero se empezó a crear un movimiento.

¿Cuál fue su mayor éxito de esa época?

Fui de los pioneros del género aquí en Medellín. Tuve la oportunidad de tener en ese tiempo un dúo que se llamó Árabe y Tiam. Hicimos un tema que se llama Niña mírame y esa canción le dio la vuelta a completa a la ciudad, se pegó de una manera impresionante y fue una de las primeras canciones que tuvo la posibilidad de sonar en la radio.

¿Cómo se conocieron con J Balvin?

Tenemos una amistad súper buena. Nos conocimos dos años antes de que a él le diera por ser J Balvin. Fue yendo para una discoteca. Lo recogimos y eso fue como cuando hay amor a primera vista, pero entonces aquí hubo amistad a primera vista. Él se fue a Estados Unidos y cuando regresa decide que va a hacer reguetón. Yo le dije: “De una, vamos al estudio donde grabo y ahí le presento a mis amigos”. Hizo una primera canción que se llama Sencillo. Cuando la escuchamos todos pensamos que él tenía algo muy diferente a todos nosotros. Ahí me le pegué, empezamos a trabajar y cuando tuvo su primer show me dijo que quería que yo estuviera al lado de él como segunda voz. A partir de ese concierto, que fue en 2004, hasta 2015 giramos por todo Colombia, Suramérica, Estados Unidos. Eso fue un aprendizaje impresionante. Todas esas cosas que aprendí con él ahora las estoy poniendo en práctica para mi proyecto.

¿Cuándo empezó a pensar en volver a la música como solista?

Vengo preparándolo desde abril de 2020. Empezamos a grabar y cuando terminamos el proceso teníamos que elegir cuáles canciones nos gustaban, cuál era la línea que queríamos seguir, porque hicimos de todo. El lanzamiento de Llegó el momento, la primera canción, fue el 22 de enero. Me gusta ese nombre porque significa también que llegó el momento de El Árabe, de mi proyecto, de que la gente vea algo que le llame la atención.

En el video de la canción se le ve con los tenis Air 1 que sacó J Balvin con Nike. ¿Cómo fue esa historia?

Cuando ya tenía lista la canción se la mandé. Le dije: “José, esto es con lo que voy a salir. Quiero tu opinión”. Él me dijo: “Excelente, Árabe. ¡Qué evolución!”. Me dio un par de opiniones más y después me enredó y me pidió la dirección de mi casa. Se la di, pero nunca pensé que me iba a mandar los tenis. Los tuve antes de que salieran al mercado. Había una nota dentro de los zapatos en la que me decía que eran para que saliera en el video bien actualizado.

¿Cómo se dio su participación en el video que J Balvin grabó en el barrio Castilla de Medellín?

Él me llamó por la mañana y me preguntó qué estaba haciendo. Le conté que estaba revisando unas canciones y me dijo que terminara eso y que lo llamara después. Cuando volvimos a hablar, como al mediodía, me dijo que estaba en Castilla, me mandó la dirección y me dijo que fuera para que nos saludáramos. Nunca pensé que estuviera grabando un video, creí que estaba por ahí parchado saludando a la gente. Cuando llegué vi un montaje el hijuemadre. Él me saludó y me dijo: “Uy, Árabe, vos viniste con el flow del video. Sabes qué, van a hacer una toma del video que es sentado en el carro, sentate acá al lado mío, parce”. Yo a José lo veo como una persona normal, no como a J Balvin la superestrella. Yo lo veo como José, pero por dentro estaba saltando de alegría porque un video de él es mundial, mi cara la va a ver mucha gente. Entonces me va a servir para mi proyecto. Fue muy emocionante, no lo demostraba tanto, pero sí estuve feliz. Estoy muy agradecido con él.

 

popular

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *